A nadie le gusta tener un cabello rasposo, enredado y sin brillo, algunos no saben que el cabello es el que recibe menos vitaminas del cuerpo, por ende si quieres tener un cabello sano, sedoso y hermoso debes de saber cómo cuidar el cabello constante para conseguirlo. Como en todas las cosas, hay distintos modos de conseguirlo, ya bien sea con tratamientos simples de cremas y champo, un poco complejas como la de aceites y lociones, y complejas como tratamientos médicos profundos y costosos.

A lo largo del tiempo se ha investigado más sobre el caso de la salud capilar y del cabello, hay muchas frutas, hortalizas, hojas y un número sin fin de cosas que nutren al cabello con sus vitaminas.

Otros tratamientos se basan en las vitaminas o componentes que forman parte del cabello como el colágeno y la keratina como vemos aquí: http://tustratamientosparaelcabello.com/, no es falso de que en algunos casos se consiguen buenos resultados, estos son momentáneos y pueden causar efectos residuales que son perjudiciales para la salud de tu zona capilar.

 

Tips para mantener el cabello sano

Algunos de los tips varían según el tipo de cabello que tengas, ya bien sea que tu cabello ya es grasoso por naturaleza se recomienda no usar humectantes ya que estos son grasos y tendrían malos resultados en tu cabello.

Dermatólogos recomiendan si se trata de tratamientos a base de productos químicos no exagerar en las dosis, un día lavarse el cabello, acondicionador, champo (el orden puede variar, pero se recomienda primero el champo y luego el acondicionador) también puede agregar lociones a su tratamiento.

Peinar todos los días su cabello es fundamental, mejorar la fluidez es esencial, por eso se recomienda hacerlo por lo menos 2 veces al día.

Hacer masajes capilares: Es excelente para estimular el crecimiento del cabello, con suaves movimientos en forma circular sin exagerar en la fuerza porque puede dañar el cuero cabelludo. Puede ser acompañado por cualquier tipo de cremas y tónicos para así obtener mejores resultados y en menos tiempo de lo normal.

Cada vez que remuevas ya bien sea el champo, la crema, tónico que sea con agua ligeramente fría, para así sellar bien, ya que al utilizar agua tibia o caliente reseca el cabello, abre las puntas y pierde el efecto el tratamiento que tanto has tardado en preparar y que posiblemente te cueste dinero de tus bolsillos.

Cortarlo en el momento adecuado: Las puntas a veces tienden a abrirse y ponerse un poco feas, cada cierto tiempo (alrededor de un mes cada corte) para así mantener tu cabello bello y sano.

Asegúrate de no quemar tu cabello: Si vas a secar tu cabello trata cuidadosamente de hacerlo a una distancia prudente, ya que si pegas mucho el secador a tu cuero cabelludo este quemará las raíces volviendo el cabello feo y reseco. Si vas a planchártelo procura no hacerlo mucho, esto quemará tu cabello y lo mantendrá reseco igual.

Debes de mantener un constante cuidado para ver los progresos en cierto tiempo.